NOTICIAS de BIOLOGIA y GENETICA


Toda la actualidad en ciencias biológicas y genética.

El libro sobre criaturas extrañas que hace cuatro siglos no suscitó interés

Illustrations Robert Hooke Micrographia1
La publicación de Micrographia no causó ningún interés en la sociedad de mediados del 1600 porque lo que allí se mostraban eran los animales más pequeños que se habían logrado identificar, y por entonces los humanos equiparaban lo pequeño con lo que no tiene importancia.

Sin embargo, incluso actualmente, este libro escrito por Robert Hooke resulta impresionante, a pesar de que los métodos empleados para conseguir aquellas criaturas eran rudimentarios.

800px Hookeflea01 Ilustración de una pulga del libro Micrographia de Robert Hooke.

El naturalista británico de 28 años llamado Robert Hooke construyó su propio microscopio a fin de dibujar todo lo que viera a través de él. Tenía dos tipos de microscopio, según explica David Toomey en su libro Vida extraña:

Uno, muy parecido al instrumento que nosotros conocemos con este nombre, que era un conjunto de lentes fijas y alineadas en el interior de un pequeño tubo; el otro era mucho más difícil de utilizar. Era una cuenta de cristal del tamaño de un alfiler montado en un bastidor de bronce. Naturalmente, los propios sujetos examinados podían ser poco dados a cooperar. La única forma que tenía Hooke de de inmovilizar a las hormigas sin aplastarlas era emborracharlas con brandy.

Micrographia es un libro fascinante, sobre todo cuando se abre alguno de los desplegables que contiene, mostrándonos la boca ampliada de una criatura que nadie había podido ver aún. El libro contiene la descripción detallada de 57 observaciones realizadas con el microscopio que el propio Hooke fabricó, y 3 observaciones telescópicas. La obra fue escrita en lenguaje llano, humorístico en algunos casos, y los dibujos presentaban por primera vez, con una calidad artística notable.

Fly1

En Micrographia, también, aparece por primera vez el término célula, al referirse a los poros observados en una fina lámina de corcho, que le recordaron a las celdas de los monjes.

Si bien el libro se vendió muy bien y fascinó a muchas personas, un buen número no le encontró sentido el fijarse en bichos tan pequeños. Tampoco le encontraron una aplicación práctica obvia. Afortunadamente, el conocimiento no siempre sigue la senda del pragmatismo.

Gnat Fill 050201

Robert Hooke, además, colaboró con otros científicos para fundar la Universidad Invisible, la libre circulación de conocimiento y el no me creo lo que dices hasta que lo demuestres.

Publicada el 30 September 2015 | Wed, 30 Sep 2015 23:38:44 +0200

Estos tiburones viven en un volcán submarino

Lugar: el volcán submarino Kavachi, uno de los más activos en el suroeste del Océano Pacífico, en las Islas Salomón. Misión: grupo de investigadores financiados por el National Geographic y la Waitt Foundation tiene el propósito de estudiar el volcán, concibiendo un mapa de su cima, cráter y de la geología y biología cercana. Sin embargo, se encontró algo inesperado: unos 47 metros de profundidad. Es decir, directo al interior del volcán (su cima está casi unos 20 metros por encima), se toparon con tiburones.

Jamás se había visto a estos animales habitar en aguas extremadamente cálidas y ácidas como las cercanas a un volcán submarino (solo lo hacen especies de pequeño tamaño y microorganismos), pero allí estaban, tras como muestran las imágenes del vídeo que podéis ver aquí arriba. Las grabación también no solo reveló enormes tiburones martillo, sino también tiburones sedosos y hasta rayas.

Vía | Gizmodo

Publicada el 27 September 2015 | Sun, 27 Sep 2015 16:00:23 +0200

Pero ¿qué es la vida?

La definición de lo que es la vida no es nada fácil. A nivel físico (concretamente la termodinámica) podríamos afirmar que la vida es un sistema metaestable que tiende a la estabilidad. La vida es un ejemplo de sistema termodinámico que no se halla en equilibrio. Pero esto no nos dice demasiado acerca de la vida.

Desde la biología, la vida implica las capacidades de nacer, crecer, metabolizar, responder a estímulos externos, reproducirse y morir, pero quizá esa difición es tan vaga que incluso podría considerarse vida a determinados tipos de rocas. Bertrand Rusell consideraba vida “Todo ser vivo es una especie de imperialista que intentar incorporar el medio a sí mismo y a su descendencia en la mayor medida posible.” Sin embargo, si hemos de buscar vida fuera de nuestro planeta quizá deberíamos ajustar e incluso ampliar la definición de vida.

Esto es lo que trataron de paliar en 2002 el National Research Council (NRC), el Consejo Nacional de Investigación, que reunió a un grupo de 25 científicos de laboratorios de investigación e institutos de Estados Unidos que se autodenominó Comité sobre los Límites de la Vida Orgánica en los Sistemas Planetarios.

Su propósito era definir la vida, identificar los rasgos necesarios para la vida tal y como la conocemos, y determinar los límites exteriores de los sistemas vivos. También tenían como reto suplementario el imaginar con cierto detalle las posibilidades de existencia de vida extraña.

Tras cinco años de lectura y discusión, recopilaron los datos y los publicaron en un informe titulado Los límites de la Vida Orgánica en los Sistemas Planetarios. Algunas de sus conclusiones pasan, por ejemplo, por el énfasis que hay actualmente en la búsqueda de atmósferas del tipo terrestre, con oxígeno y una capa de ozono. Por el contrario, también deberíamos utilizar modelos con diferentes ecosistemas microbianos no carbónicos y anaerobios, atmósferas que pueden tener semejanzas con las diferentes etapas en la evolución de las atmósferas terrestres durante más de 4.000 millones de años.

Y, además del agua, los líquidos como el amoniaco, metano y formamida también podrían ser bloques de construcción para la vida.
Imagen | Harry Thomas Photography

9346508462_ff7cbc83bc_o.jpg

Publicada el 27 September 2015 | Sun, 27 Sep 2015 10:56:15 +0200

Hay más diversidad animal real que imaginaria

Hay muchos libros de fantasía que presentan criaturas salidas de la imaginación del escritor, como el Balrog de El señor de los anillos. Sin embargo, la diverdad de las especies animales que existen de verdad exceden tanto en volumen como en originalidad a todas esas fantasías.

El libro de Margaret Robinson Fictious Beasts, uno de los más completos catálogos de animales imaginarios. El número de animales es asombroso, pero palidece, por ejemplo, si lo comparamos con los animales que encontramos en la Enciclopedia de la Vida, un intento de construir una recopilación online de todas las especies existentes, que actualmente tiene unas 500.000 páginas web y crece día a día.

Como se espera que se descubrirán nuevas especies a una tasa alta, sobre todo de seres microscópicos como bacterias y virus, la enciclopedia estará en constante crecimiento. Para poder incluir en la enciclopedia en un tiempo aproximado de 10 años las 1.8 millones de especies conocidas, se necesitarían añadir diariamente en promedio 500 nuevas especies. Con todo, en el actual estado de la enciclopedia, las comparaciones son odiosas, tal y como escribe David Toomey en su libro Vida extraña:

Si hojeamos el libro de Robinson al ritmo de una página por segundo, llegaremos a la última página al cabo de unos 4 minutos. Para examinar la Enciclopedia de la Vida al mismo ritmo necesitaríamos unas seis semanas. E incluso así solo tendríamos un pequeño inidicio de la increíble variedad de la vida a lo largo del tiempo. Ha habido al menos 30 mil millones de especies distintas en la historia de la Tierra. Supongamos que existiese un libro que dedicase una página a cada uno de las especies que han existido. Para leerlo al ritmo de una página por segundo necesitaríamos unos cien siglos.

El caso es que ni siquiera se saben exactamente cuántas especies hay en la actualidad en la Tierra, aunque un cálculo conservador es que hay 3,6 millones, y algunas estimaciones lo elevan hasta los 100 millones.

Imagen | bm.iphone

6001422694_07c518bb00_o.jpg

Publicada el 26 September 2015 | Sat, 26 Sep 2015 18:30:20 +0200

Este es el recién descubierto zumbido nocturno que emiten las jirafas

Giraffe 901009 640
Hasta hora no se había descubierto que las jirafas emitían este sonido nocturno. Producen sonidos y a una frecuencia audible para los humanos, a pesar de que se creía que debido a la longitud del cuello, les resultaba muy difícil generar una corriente de aire que ascendiera lo suficiente como para producir vocalizaciones.

La duración del zumbido (de una frecuencia de 92Hz) varía, así como la combinación de las notas, y solo se emite por las noches. De hecho, fue descubierto después de analizar casi 1.000 horas de sonidos grabados en tres zoológicos europeos, Angela Stoger, de la Universidad de Viena. La razón de este zumbido aún se desconoce, o si es producto del sueño, como quien habla en sueños. Sea como fuere, a continuación podéis escucharlo:

Vía | BBC

Publicada el 25 September 2015 | Fri, 25 Sep 2015 08:29:42 +0200

Todos tenemos una nube de bacterias que nos rodea y nos define

En los dibujos animados, cuando algo o alguien atufa acostumbra a estar rodeado de una especie de nube oleaginosa que, hasta que no alcanza las fosas nasales, no se huele. Algo así es lo que rodea a cualquier ser humano a nivel bacteriano. Y además resulta tan personal e intransferible que incluso te identifica como lo hace una huella dactilar.

Esto es lo que sugiere un estudio llevado a cabo por un equipo de la Universidad de Oregón. Para realizar el estudio los investigadores han analizado la presencia de diversos grupos de bacterias (como los Streptococcus, las Propionibacterium o las Corynebacterium) en 312 individuos aislados en una cámara estéril.

Después de secuenciar hasta 14 millones de muestras descubrieron esta nube característica cuya función aún se desconoce. Además,proporción, número y género de bacterias son factores únicos en cada individuo, proporcionándole una suerte de atmósfera propia.

En un futuro, por ejemplo, a través de esta particularidad sería posible, al menos teóricamente, determinar si una persona ha estado recientemente en una habitación con un simple análisis de una muestra de aire. También podría ayudar a comprender los mecanismos implicados en la propagación de enfermedades infecciosas en los edificios.

Y es que somos más una bacteria que un ser humano. Tenemos 25.000 genes contenidos en nuestras células, pero poseemos 20 veces más de genes no humanos procedentes de las bacterias. Las bacterias que viven en nuestro cuerpo, y se aprovechan de él, superan en número a nuestras propias células constituyentes. La proporción es de más de 10 a 1.

Vía | Gizmodo
Imagen | NIAID

5950870300_0a19892b16_o.jpg

Publicada el 23 September 2015 | Wed, 23 Sep 2015 10:03:10 +0200

¿Qué es el efecto fundador y por qué es peligroso si queremos colonizar otros mundos?

Human 945258 640
Los hutteritas, así como los amish o los mlabri, son comunidades surgidas de lo que en biología se conoce como efecto fundador. El efecto fundador, en biología, se refiere a las consecuencias que se derivan de la creación de una población nueva de individuos a partir de un número muy reducido de éstos.

Para estos individuos, el resto del mundo es como si no existiera, de modo que presenta particularidades muy marcadas: por ejemplo, particularidades genéticas propias de las especies demasiado endogámicas. Si el número de individuos iniciales era excepcionalmente bajo (4 o 5, una sola pareja) se dice que la población presenta un efecto fundador extremo.

Por ejemplo, en el caso de los amish está presente un gen muy raro en el resto de la población del planeta, que en determinadas circunstancias provoca una combinación de enanismo y polidactilia. Desde su formación en 1770, los amish han presentado 61 casos de estas anomalías genéticas, que es una cifra parecida a la presente en el resto de la población mundial. Esto es posible porque los amish tuvieron sólo 12 individuos fundadores, y uno de ellos era portador de este gen afectado.

800px Mlabri Los mlabri de Tailandia.

En el caso de los mlabri, de las selvas de Tailandia, estamos ante un efecto fundador extremo, pues se cree que tuvo un único fundador: un niño y una niña que fueron abandonados hace unos mil años. Esto hace posible que un alto porcentaje de los malbri presenten cierta secuencia genética idéntica (algo inédito en cualquier otra agrupación humana). Así pues, junto con la endogamia memética también puede venir aparejada la endogamia genética, y viceversa.

Hutteritas

Los hutteritas forman un grupo religioso que durante siglos ha vivido en colonias agrícolas autosuficientes en Europa y, desde principios del siglo XX, también en Norteamérica. Procedentes de la misma tradición de los amish y los menonitas (rechazo a la tecnología, un regreso a las raíces rurales de la cultura, desaparición de la propiedad privada), los hutteritas también siguen inconscientemente el número máximo posible de conexiones sociales descubierto por Robin Dunbar: 150 miembros por comunidad.

Cuando el grupo supera este número de integrantes, los hutteritas sienten que ya no ven caras familiares, que no existe tanta cohesión, de modo que optan por dividirse en grupos más pequeños. No en vano, los hutteritas se consideran a sí mismos como el equivalente humano de una colmena, tal y como apuntan los teóricos de la evolución David Sloan Wilson y Elliot Sober, en “Reintroducing group selection to the human behavioral sciences”, publicado en Behavioral and Brain Sciences.

Como una colmena de abejas, las hermandades hutteritas se dividen cuando alcanzan un gran tamaño; una mitad permanece en el sitio original y la otra se traslada a un nuevo lugar que ha sido preseleccionado y acondicionado. En la preparación para la escisión, la colonia se divide en dos grupos que son iguales respecto al número, edad, sexo, habilidades y compatibilidad personal. La colonia entera empaqueta sus pertenencias y una de las listas es extraída por lotería el día de la separación.

Animales y plantas

El efecto fundador también tiene lugar en especies animales y vegetales. El efecto fundador se da con frecuencia en las poblaciones de animales y plantas de las islas oceánicas, descendientes de unos pocos cientos (o decenas) de colonizadores iniciales, como el caso de los lémures de Madagascar o los pinzones de las islas Galápagos, descendientes de unos pocos individuos de una misma especie que colonizaron las islas en tiempos remotos llegando desde el continente.

Publicada el 22 September 2015 | Tue, 22 Sep 2015 10:49:51 +0200

Empieza el cortejo de la berrea en el Parque Nacional de Cabañeros

Uno de los mejores lugares de la península ibérica para disfrutar del cortejo de la berrea es el Parque Nacional de Cabañeros, situado en pleno corazón de Los Montes de Toledo. Este ritual lo lleva a cabo el ciervo, el 'rey' del monte mediterráneo, con sus berridos y bramidos durante los meses de otoño, como podéis ver en el vídeo que encabeza esta entrada.

La oportunidad de contemplar este cortejo también pasa porque los ciervos se dejan ver con más facilidad durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, época que coincide con el ciclo biológico del apareamiento de la especie. Las demostraciones de poder de los machos incluyen los berreos y luchas rituales, en las que utilizan su cornamenta. Los machos ganadores reúnen harenes de hasta 50 hembras.

Vía | Sinc

Publicada el 15 September 2015 | Tue, 15 Sep 2015 10:13:56 +0200

Vida de un bicho zombi que viaja por el espacio-tiempo

Image004

Ser un bicho zombi que viaja en el tiempo, como si se montara en un Delorean, ya es de por sí una cosa rara. O más bien dos cosas raras extraordinarias: estás muerto y encima viajas en el tiempo. Pero hay un bicho que, a pesar de estas dos rarezas de partida, también acumula otras tantas.

El bicho en cuestión es el rotífero bdeloideo. Una criatura diminuta que vive en los charcos o se puede pegar fácilmente a la suela de tus zapatos.

Esta criatura es, además de estar desecarse y poder regresar a la vida, es asexuada: posiblemente llevan 40 millones de años sin aparearse. En la mayoría de especies los machos son escasos, de forma que la reproducción por partenogénesis es bastante común.

Incluso las bacterias de nuestro cuerpo se las arreglan para intercambiar ADN entre sí, pero los rotíferos reniegan de cualquier clase de sexo o intercambio biológico. A pesar de eso, se puede encontrar en casi cualquier parte del mundo y en gran cantidad.

Algunos se quedarán siempre desecados, pero otros volverán a la vida en cuanto encuentren un poco de agua. De esta forma puede viajar por el espacio sin que, para él, transcurra el tiempo. En un techo seco y alquitranado en un verano de sol ardiente, en que el alquitrán burbujea por la temperatura elevada, probablemente no encontraremos vida.

Pero si se toma un pequeño fragmento de espuma desecada de una mancha en la que la ultima lluvia dejo pequeños charcos ya desaparecidos y se coloca en agua dulce, pocos minutos después aparecerá un enjambre de estas criaturas.

800px Bdelloid

Tienen diversas formas, casi como caprichos dibujados por un niño pequeño. Jules Howard describe algunas de sus formas en su libro Sexo en la Tierra:

Algunos se muestran ágiles y zumban de aquí para allá como una peonza; otros permanecen quietos, con los cilios oscilando como la llama de una vela. Se arrastran, se comban como sanguijuelas, reptan como orugas y se dejan llevar por corrientes microscópicas, siguiendo rastros desconocidos. Algunos tienen forma de escudo, otros están acorazados y los hay incluso que parecen ornamentadas copas de vino.

Estos extraordinarios bichos fueron descubiertos por primera vez por John Harris en 1696, de quien se conservan dibujos fechados en 1703, a pesar de que el hallazgo suele atribuirse equivocadamente a Leeuwenhoek.

Publicada el 13 September 2015 | Sun, 13 Sep 2015 10:51:49 +0200

La guerra de semen cuando las hembras son promiscuas

Propiedades Del Semen

Geoff Parker, de la Universidad de Liverpool, fue quien acuñó el término "competición espermática" para referirse al descubrimiento que hizo en la década de 1970 en una plasta de vaca. Concretamente, mientras observaba las hembras de la mosca del estiércol advirtió que a menudo copulaban con un macho, y luego con otro, y así sucesivamente.

Parker dedujo entonces que, frente a tamaña mezcla de esperma, los machos deberían haber sufrido adaptaciones para optimizar su propio esperma frente al resto, ya fuera fortaleciéndolo (en tamaño o cantidad) como destruyendo el de sus rivales. Las predicciones de Parker resultaron ciertas, y además aplicables a las especies animales en las que existía promiscuidad femenina o poliandria.

Las adaptaciones del semen en este contexto de esta "competición espermática" se han ido descubriendo progresivamente, y las recoge con su particular gracejo Olivia Judson en su libro Los consejos sexuales de la doctora Tatiana para el conjunto de la Creación. Probablemente el esperma más estudiado sea el de la mosca de la fruta, que es capaz de reducir la líbido de la hembra, matar esperma de machos rivales e incluso acelerar el ciclo reproductivo de la hembra para alejarse de las zonas de apareamiento.

Pero no son los únicos animales que emplean secreciones sexuales y espermáticas diversas para librar la competición espermática, tal y como escribe el divulgador Jules Howard en su libro Sexo en la Tierra:

Los hay ganchudos (como el de los koalas, los roedores y los grillos, por poner tres ejemplos) y también planos y circulares (como el de los proturos); giratorios (cangrejos de río), en forma de espiral (algunos caracoles), barbados (algunas termitas) y reptantes (gusanos), y eso por no haber de la gran cantidad de criaturas que expulsan su esperma en asociación (los escarabajos de agua, los milpiés, las caracolas y las zarigüeyas, entre otros).

¿También hay guerra espermática humana?

Medecine 40817 640

Entre los humanos, dado que las mujeres también pueden acostarse con otros hombres, también existe una batalla espermática a nivel microscópico. Además de la simple carrera hacia el óvulo, hay una batalla para evitar que otros hombres se apropien del claustro materno al que tenemos dirigido nuestro interés:

Llevamos en nosotros muchos de los atributos de la competición espermática, hasta tal punto que solo entre un uno y un cinco por ciento de lo que eyaculamos los humanos son en realidad espermatozoides: el resto es un cóctel de neurotransmisores, endorfinas e inmunosupresores, cuya única finalidad es la de combatir espermas rivales, potenciar la receptividad femenina (mediante una hormona llamada serotonina) e incluso provocar somnolencia (a través de otra, la melatonina).

Así de polivalente es el semen. Y si queréis saber más cosas sobre él, nos os perdáis la lectura de ¿Cuántos espermatozoides expulsan diferentes especies de animales? o ¿Cuál es la esperanza de vida de un espermatozoide después de la eyaculación?

Publicada el 10 September 2015 | Thu, 10 Sep 2015 07:01:57 +0200