NOTICIAS de BIOLOGIA y GENETICA


Toda la actualidad en ciencias biológicas y genética.

El fotoperiodo sexual o cómo la inclinación de la Tierra influye en el sexo de muchas especies animales

Domestic Goat 207309 640La inclinación de la Tierra en su rotación influye en el sexo, es decir, que el impacto gradual que esta inclinación tiene a diario sobre la longitud del día, el llamado “fotoperiodo”, determina la estacionalidad sexual de muchísimos vertebrados.

A pesar de que la temperatura, la dieta o la lactancia influyen sobre los mamíferos, la faceta sexual se rige por el fotoperiodo, como bien saben los ganadores o los criadores de caballos de carreras. Cuantas más horas de luz haya, más probable es que los animales tiendan a reproducirse, así como el hecho de que haga más frío o más calor.

La estacionalidad de la reproducción y por lo tanto la función del fotoperíodo, tienen el objetivo de garantizar de alguna forma que los nacimientos de las crías se produzcan en una época del año favorable para su desarrollo. Tal y como lo explica jocosamente Jules Howard en su libro Sexo en la Tierra a referirse a la cría de un carnero:

Encerradlo en una cabaña. Jugad con las luces varias semanas y conseguiréis que sus testículos se inflen y desinflen como dos gaitas en stop motion. En las células de ese carnero, las oscilaciones diarias en la cantidad de proteínas (determinadas por la luz azul del alba y el ocaso) se miden de manera inconsciente para determinar los cambios en la longitud de los días. El reloj circadiano no se detiene. Los ojos son los receptores de esta información, pero no a través de los habituales bastoncillos de la retina, curiosamente, sino de otro tipo de células: las células ganglionares fotosensibles, que reaccionan ante un fotopigmento, la melanopsia, muy sensible precisamente a esas condiciones lumínicas.

Imagen | Pixabay

> >

Publicada el 24 August 2015 | Mon, 24 Aug 2015 10:00:42 +0200

Esto es lo que le pasa a las tortugas marinas debido a la contaminación

Los efectos de la contaminación marina en una tortuga olivácea (Lepidochelys olivacea) de Costa Rica han sido mostrados a través de un vídeo, que tenéis aquí arriba, que ha sido concebido por los biólogos Nathan Robinson y Christina Figgener han compartido a través de Facebook.

En las imágenes se puede contemplar cómo los científicos tuvieron que extraer una pajita de plástico de unos 10 centímetros, como las que se usan para sober un refresco, que se había incrustado en la fosa nasal del animal, impidiéndole respirar. Probablemente se tragara la pajita involuntariamente y, al intentar regurgitarla, esta acabó dirigiéndose por el conducto equivocado. Existen estudios que muestran que el número promedio de nidos de tortuga Lepidochelys olivacea en estos cinco últimos años es de 202.000. Abunda en el Pacífico oriental; predomina una mayor concentración de ellas en México,El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, al sur de Panamá y Colombia. También se encuentra en Ecuador, Perú y el norte de Chile.

Vía | Sinc

Publicada el 18 August 2015 | Tue, 18 Aug 2015 07:01:32 +0200

Los bebés titíes aprenden a hablar gracias a sus padres, como los humanos

Los seres humanos no son los únicos que aprenden a hablar desarrollando su vocalización por procesos de comunicación temprana entre padres e hijos, ahora también debemos admitir esta capacidad con los titíes. Es lo que ha descubierto un equipo de científicos de la Universidad de Princeton: la vocalización de los ejemplares jóvenes de titíes (Callithrix jacchus) cambia sustancialmente durante los primeros meses de vida y está influenciada por sus progenitores.

El estudio ha aparecido en la revista Science (de hecho se destaca en su portada), como podéis ver en el vídeo que encabeza esta entrada. Los investigadores grabaron los sonidos de los bebés titíes desde el primer día de su nacimiento hasta los dos meses de vida, tanto cuando estaban solos como cuando se comunicaban con sus progenitores, que presentan sonidos diferentes, como los audios que se escuchan en este vídeo). Tras analizar diversos parámetros, se comprobó una retroalimentación de sonidos y un fuerte vínculo entre el desarrollo de los chillidos de los titíes juveniles y la voz de sus padres.

Vía | Sinc

Publicada el 15 August 2015 | Sat, 15 Aug 2015 11:01:19 +0200

En este vídeo se puede apreciar con detalle el sistema nervioso de una larva de una mosca

El sistema nervioso central de la larva de la mosca de la fruta Drosophila melanogaster puede contemplarse en acción en el vídeo que encabeza esta entrada. El vídeo ha sido realizado por un grupo de científicos estadounidenses y, en él, se puede apreciar la actividad neuronal (señalada en rojo y amarillo) a través del sistema, que aparece en gris.

Para grabar la estructura completa (hasta ahora solo se habían registrado partes específicas del sistema nervioso de los animales mientras realizaban una determinada acción), se combinaron técnicas de microscopia de alta velocidad con herramientas informáticas para la toma y el análisis de imágenes. De esta forma, pudieron obtener un mapa detallado del sistema nervioso central y sus conexiones, según explican en el estudio publicado en Nature Communications.

Vía | Sinc

Publicada el 14 August 2015 | Fri, 14 Aug 2015 12:01:15 +0200

Esta es la comunidad de virus que se descubre en la Antártida

Descubren Por Primera Vez La Comunidad De Virus De La Antartida Image 380Por primera vez se ha descrito quasiespecies de virus de ARN en un ecosistema natural antártico, lo cual es todo un hito teniendo en cuenta que la Antártida es un continenen extremo climatológicamente hablando. En concreto, estas comunidades de virus se han detectado en los lagos. Concretamente en el lago Limnopolar de la Península Byers (Isla Livingston).

Los resultados, que son fruto de tres años de investigaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se han publicado en la revista Molecular Ecology, indican que la diversidad de los virus de ARN es menor que la registrada en virus de ADN. También ellos fueron los primeros en identificar la composición genética de los virus ADN presentes en los lagos de la Antártida, en 2009.

Los virus de ARN usan ácido ribonucleico (ARN) como material genético y existen como mezclas complejas de genotipos diferentes pero relacionados, conocidas como quasiespecies. Su estructura genética ha sido estudiada en los virus que afectan a los animales y plantas pero las quasiespecies no se han descrito en virus ARN de muestras ambientales. Sgún Antonio Alcamí, científico del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid) y responsable del estudio:

Solo hemos encontrado virus del orden Picornavirales y hemos identificado también algunos virus dominantes en el lago. En algunos casos, hasta el 70% de los virus encontrados se corresponden con una única especie, algo muy peculiar. Este virus dominante se ha mantenido abundante y estable genéticamente durante tres años, lo que sugiere que ha encontrado un genoma optimizado (la solución evolutiva casi perfecta) para dominar el ecosistema extremo de este lago.

Vía | Sinc

Publicada el 14 August 2015 | Fri, 14 Aug 2015 10:17:51 +0200

¿Por qué los mosquitos pican más a unos que a otros?

Picadas

Todos sabemos de personas que siempre son picadas por mosquitos y otras que no. Muchos de nosotros, a buen seguro, conocemos familiares a los que apenas pican los mosquitos y otros a los que están picando continuamente. Una expresión que se dice de quien es picado por los mosquitos de forma habitual es que tiene "sangre dulce". Pero realmente, ¿hay algo de verdad en ello?

En abril de 2015, se publicó un estudio que puso a prueba las habituales hipótesis. Reclutaron un grupo de valientes voluntarios gemelos idénticos y no idénticos. La razón de tener ambos tipos de gemelos es para intentar conocer la influencia de la genética y el entorno: es la única manera de obtener en el ser humano una buena estimación de la contribución de la genética a las diferencias entre las personas.

Los voluntarios pusieron las manos en un recinto donde había 20 hembras de mosquito. A cada uno de ellos se les dio una puntuación en comparación con los demás. Sólo observando cuáles de ellos eran gemelos idénticos y cuales no dedujeron que el 67% de las diferencias estaban relacionadas con los genes. Pero no es tan sencillo.

Hace muchos años en otro estudio doble que mostró que el olor corporal de las axilas percibida por otros humanos tenía una base genética. Esto apuntaba a que tenemos variaciones genéticas que controlan tanto los olores que percibimos como los olores químicos que producimos. A los mosquitos les pasa lo mismo, ya que también tienen grandes diferencias en el que los olores y sustancias químicas atraen y repelen ellos.

Diferentes mosquitos prefieren diferentes partes de nuestro cuerpo. Por ejemplo, la especie Aedes gambiae prefiere los olores de las manos y los pies; pero otros pueden preferir los olores de las ingles y las axilas. Algunos animales utilizan su olor corporal para mantener alejados a los insectos y las empresas tratan de saber qué productos químicos utilizan y cuáles son los mejores en caso de haber más de uno.

Los autores del estudio de los gemelos se dieron cuenta de que los productos químicos debían provenir o bien de glándulas en la piel o de los miles de millones de microbios en la superficie. En un principio, se rechazaban los segundos como causa porque no podían estar influenciados genéticamente. Bien, resultó que en este punto los científicos estaban equivocados.

Los genes y los microbios estaban relacionados

Todos tenemos muy diferentes floras de microbios en nuestra boca, intestinos y piel. Compartimos una pequeña fracción pero podríamos considerar que tenemos una especie de huella digital en nuestra flora bacteriana. En un principio se pensaba que esta variedad que teníamos cada uno era debida totalmente fue al azar o al entorno en el que vivíamos. Estudios posteriores, utilizando de nuevo los gemelos, han demostrado la importancia de nuestros genes para influir en el tipo de bacterias intestinales, y lo mismo podría concluirse de nuestra boca y piel.

De hecho, tenemos del orden de 100 billones de microbios en nuestro cuerpo: entre 3 y 5 veces más que células en nuestro cuerpo. No penséis que estos microbios son malos: muchos de ellos producen muchas de las vitaminas y los productos químicos en la sangre; y también son responsables de la mayoría de nuestros olores y olores. Incluso lavarse las manos regularmente no puede eliminar estas bacterias.

Por tanto, la próxima vez os pique un mosquito no culpéis a la mala suerte o a vuestro repelente. Pensad en los increíbles procesos de cambios evolutivos evolutivos que conectó vuestra mezcla especial de genes de una comunidad particular de microbios, que se alimentan de vuestra piel produciendo una sustancia química que sólo ciertas especies de mosquitos encuentran irresistible.

Bueno, y también pensad que podría haber sido de otro modo y no tener que soportarlo.

Fuente | Heritability of Attractiveness to Mosquitoes
Foto | pixabay
En Xataka Ciencia | Mosquitos... ¿Sólo me pican a mí?
EN Xataka Ciencia | ¿Sabías el mecanismo de las trampas para mosquitos?

Publicada el 10 August 2015 | Mon, 10 Aug 2015 08:01:14 +0200

Ser cazador o presa: lo que define la forma de tus ojos

Según describen en el artículo publicado en la revista Science Advances, un grupo de científicos estadounidenses sostiene que la evolución en la forma (vertical u horizontal) de la pupila en 200 animales terrestres depende de si estamos hablando de un depredador o una presa, como podéis ver en el vídeo que encabeza la entrada.

Los cazadores tienen pupilas verticales que les permiten controlar mucho mejor la entrada de luz y así calcular la distancia que les separa de su objetivo porque necesitan esconderse y saltar en el momento preciso para atrapar a su presa.

Por su parte, las presas tienen pupilas verticales y a los lados de la cabeza para vigilar las direcciones por las que pueden acechar los depreadadores. Por último, los investigadores señalan que la pupila redonda de los humanos probablemente se deba a la altura. Y es que nuestros ojos están demasiado elevados como para que afecte la visión panorámica horizontal o el efecto de entrada de luz vertical.

Vía | Sinc

Publicada el 9 August 2015 | Sun, 09 Aug 2015 09:15:15 +0200

Así de viscoso se ve nuestro ojo cuando se graba a cámara lenta

Solo vemos el 1% del espectro electromagnético. Y lo que registramos en realidad tiene tanta información que a nuestro cerebro no llega todo. Descarta los detalles que no considera relevantes. Sin embargo, el ojo es un órgano fascinante. No solo nos complace mirar a los ojos a la otra persona, sino que el ojo se comporta casi como una criatura autónoma. Para comprobarlo, basta con echar un vistazo al vídeo que encabeza esta entrada, en el que se han grabado diversos movimientos de nuestro ojo a cámara lenta. Y la consistencia pulposa, viscosa, acuosa y temblorosa queda más en evidencia que nunca.

Particular atención concitan los movimientos sacádicos: el proceso de lectura consiste en una serie de instantáneas con los ojos, a saltos, con estos movimientos oculares llamados sacádicos. Los ojos son fascinantes, aunque parpadean de vez en cuando, sobre todo cuando alguien nos tira una fotografía. Por eso vale la pena revisar la Fórmula matemática para evitar los ojos cerrados en una foto de grupo.

Vía | Microsiervos

Publicada el 6 August 2015 | Thu, 06 Aug 2015 09:16:52 +0200

Estos son los sonidos que emite un bonobo: recuerdan a los de un bebé humano

Los bonobos (Pan paniscus) o chimpancés pigmeos emiten un sonido similar al de los bebés humanos. Es a la conclusión a la que han llegado científicos de la Universidad de Birmingham en el Reino Unido y la Universidad de Neuchatel en Suiza, cuyo estudio ha sido publicado en PeerJ. Podéis verlo en el vídeo que encabeza esta entrada.

Este aullido, al que han llamado 'beep', consiste en un tono alto pero de duración breve, que es emitido con la boca cerrada. Según comprobaron los investigadores, el sonido era emitido (con una estructura acústica similar) en circunstancias negativas, positivas o neutrales. Debido a esta variedad de situaciones, el resto de bonobos tenían que deducir su significado a partir del contexto, al igual que hacen los humanos.

Según Zanna Clay, una investigadora de psicología en la Universidad de Birmingham:

Sentimos que era prematuro concluir que esta capacidad es únicamente humana, sobre todo porque en realidad nadie había buscado en los grandes simios. Parece que cuanto más buscamos, más similitudes encontramos entre los animales y los seres humanos.

Vía | Sinc

Publicada el 5 August 2015 | Wed, 05 Aug 2015 11:52:07 +0200

La hipnótica coordinación de estas hormigas trasladando hojas frescas a sus granjas de hongos

Las hormigas cortadoras de hojas, como su propio nombre indica, se dedican a cortar y masticar hojas y otra vegetación la mayor parte del tiempo. Pero el propósito de este comportamiento es cultivar un hongo blanco en sus nidos. Las hormigas cultivan estos hongos en sus nidos para mantenerse a sí mismos y sus crías.

Una exposición en la Academia de Ciencias de California en San Francisco ha querido mostrar cómo transportan las hijas estos hacendosos agricultores en miniatura y cómo descomponen follaje fresco para sus necesidades agrícolas. Podéis echa un vistazo al vídeo de KQED que encabeza esta entrada sobre las hormigas cortadoras de hojas.

Vía | IFLScience

Publicada el 4 August 2015 | Tue, 04 Aug 2015 17:37:37 +0200